TACÓGRAFO DIGITAL

Realizamos la sustitución y revisión de tacógrafos digitales, te asesoramos sobre el funcionamiento y variaciones, respecto al tacógrafo analógico.

El Tacógrafo Digital tiene una apariencia similar al tacógrafo analógico. El sistema consta de una unidad de vehículo (tacógrafo), un sensor de velocidad y distancia (Kitas ) y las tarjetas de tacógrafo.

El disco del tacógrafo analógico se sustituye por una tarjeta con un chip que almacena la información de la conducción. La información almacenada es la misma que aparece actualmente en los tacógrafos analógicos.
La implantación en España del tacógrafo digital para vehículos de nueva matriculación, obligados al uso e instalación de este aparato de control, comenzó el 1 de enero de 2006.

Programador de tacógrafo y componentes

El sensor (KITAS)

El sensor es un aparato que permite registrar velocidades y distancias recorridas

por el vehículo mediante el envío de una señal encriptado al tacógrafo.

El sensor se instala en la caja de cambios del vehículo y su instalación se precinta

para que no pueda ser manipulado ni remplazado por personas que carezcan de autorización.

La unidad de vehículo (TACÓGRAFO )

El tacógrafo digital se encarga de obtener los tiempos de conducción y descansos del conductor. Dicha información es la más importante de todas y constituye el sentido fundamental del tacógrafo.

El sistema identifica en todo momento al conductor mediante la lectura de una tarjeta con chip.

Los eventos grabados por el tacógrafo digital incluyen cambios de actividades (grupo de trabajo), excesos de velocidad, fallos y errores en el sistema (conducir sin tarjeta en el transferencias de datos, calibraciones…) dichos datos son almacenados en la memoria interna del tacógrafo digital y en la de la tarjeta del conductor.

La hora estará fijada con la hora GMT (Hora del meridiano de Greenwich) u hora UTC (Universal Time Co-ordinated). Será posible modificar la hora local o regional; una hora más en invierno o dos horas en verano para España.

El dueño del vehículo es responsable de leer los datos, tanto del tacógrafo digital como de la tarjeta de los conductores que lo hayan utilizado. Además deberá conservar los datos durante un año y ponerlos a disposición de las autoridades competentes cuando así lo requieran